Saltar al contenido
Clinica Dental Madrid, en El Retiro. Clínica Castelo

Brackets metálicos, la ortodoncia eficaz y económica

Brackets metálicos

Pide cita Gratis

Los brackets metálicos son también conocidos como brackets convencionales puesto que son la opción de ortodoncia habitual desde hace años. Los brackets normales son los elegidos por aquellos pacientes que quieren recolocar sus dientes de una forma efectiva y económica a la vez.

Pide cita Gratis

¿Cómo funcionan los brackets metálicos?

Los brackets metálicos son unas pequeñas piezas de metal que se adhieren al diente y que sirven de soporte a un arco metálico que ejerce presión sobre las piezas dentales.

brackets metalicos que es clínica Castelo dentista

Partes de un sistema de brackets convencionales

Podemos diferenciar tres partes importantes en el tratamiento:

• Brackets. Son los soportes del arco. Van fijados a cada diente por medio de un cemento específico y no necesariamente deben estar ubicados en el centro del diente.

• Arco. Es la línea metálica que une los brackets y que ejerce la tensión necesaria para mover cada diente a su lugar.

• Ligaduras. Elemento que cierra los brackets para que sujeten el arco. Dependiendo de la fuerza que se vaya a ejercer se utilizarán de metal, de goma o autoligables. Para los de los niños suelen utilizarse las gomas, que pueden ser de colores y dan un aspecto infantil a los brackets.

partes brackets metalicos

Sistemas de retención

Muchas personas piensan que el tratamiento de ortodoncia finaliza cuando se retiran los brackets. Sin embargo, cuando esto sucede se inicia un proceso que es igualmente importante: la retención.

Cuando se han retirado los brackets, los dientes tienden a volver a su posición original. Para que esto no ocurra, es importante utilizar un sistema de retención. A la hora de colocar los retenedores existen dos opciones. Con ellos y finalizado el proceso el resultado será una sonrisa perfecta y unos dientes increíbles.

  • Retenedores removibles. Se trata de unas férulas transparentes, que están fabricadas de forma personalizada para cada paciente. Se usan por la noche.
  • Retenedores fijos. Se trata de unas láminas de alambre muy finas que se cementan en la parte interior del diente. No se ven al sonreír y se deben llevar de forma permanente, es decir, no se retirarán con el tiempo.
Imagen síntoma enfermedades periodontales clínica Castelo dentista

Ventajas de los brackets metálicos

  • Precio. Los brackets metálicos son la opción más económica de todas las que encontrarás en el mercado. Su precio es bastante más asequible que el de otros aparatos.
  • Eficacia y resistencia. Que sean más económicos no quiere decir que sean menos eficaces y resistentes. Consiguen los mismos resultados que con otras opciones.

Cuánto dura un tratamiento con brackets metálicos

El proceso para alinear los dientes suele durar una media de 12 meses. Aunque va a depender de la complejidad de cada caso. Algunos durarán entre 3 y 6 meses y otros pueden llegar hasta los 2 años.
Antes de empezar el tratamiento tu ortodoncista te indicará el tiempo aproximado que necesitará el aparato para lograr una dentadura perfecta tras un minucioso estudio.

duracion tratamiento brackets clínica Castelo dentista

Cuánto cuestan los brackets metálicos

Muchos pacientes recurren a este tratamiento ya que el precio de los brackets metálicos es mucho más económico y barato que el de otro tipo de ortodoncias.

El precio medio de una ortodoncia con brackets metálicos puede oscilar entre 900 y 2.100 euros.

No obstante, para darte un presupuesto de brackets ajustado a tus necesidades no dudes en pasarte por la clínica cuya primera visita es gratuita y podremos estimar el precio de tus brackets metálicos.

Además, en Clínica Castelo te ofrecemos todas las facilidades para que el aspecto económico nunca sea un impedimento para conseguir tu sonrisa perfecta.

precio brackets metalicos clínica Castelo dentista

Otras preguntas frecuentes sobre los brackets convencionales

¿Los brackets dificultan el habla?
Los brackets de metal que se colocan en la parte exterior de los dientes, no interfieren en el habla. Puede que los primeros días cueste adaptarse a ellos, pero en muy poco tiempo hablarás con total normalidad.
¿Los brackets adelgazan?
Algunas personas pierden algo de peso tras la colocación de los brackets. La razón es que durante el periodo de adaptación cuesta más comer y se ingiere menos alimento durante esos días. Pero, si es tu caso, en pocas semanas comerás normalmente y recuperarás tu peso.
¿Con los brackets metálicos puedes comer de todo?
Es cierto que algunos alimentos dejan de ser aconsejables, pero en pequeñas cantidades o con cuidado sí se pueden continuar ingiriendo. La idea es no abusar de alimentos fibrosos y que dejan restos que son difíciles de limpiar o evitar morder con los dientes delanteros turrón duro o frutos secos como el maíz tostado o garbanzos tostados. Pero recuerda que es temporal y que pronto todo volverá a la normalidad.
¿Qué hacer si se desprende un bracket?
El desprendimiento de un bracket no es algo muy habitual, pero puede suceder. Si ocurre, no te alarmes, tiene arreglo. Como te explicamos, los brackets se fijan al diente con una pasta y lo más probable es que se haya despegado.
Si se ha quedado colgada del arco, llévalo con cuidado a su posición, para que no se termine de caer ni te haga daño. Por supuesto, debes acudir lo antes posible a la consulta para que se vuelva a fijar.
¿Hay que hacer revisiones de los brackets?
Sí, es necesario hacer revisiones periódicas de los brackets. Tu odontólogo te dirá cuándo. Lo normal es cada 4 semanas, aunque dependiendo de las circunstancias de cada paciente puede que la revisión se prolongue o se acorte en el tiempo. Por supuesto es vital que acudas a todas las revisiones.
¿Duele ponerse brackets metálicos?
Colocar los brackets puede resultar incómodo, pero no es una intervención dolorosa. Una vez puestos es normal y necesario sentir una ligera presión en los dientes. Durante un tiempo puedes sentir algunas molestias, hasta que la boca se acostumbre a la ortodoncia.

Pueden producirse algunas heridas en la boca, sobre todo las primeras semanas, hasta que se adquieran los nuevos hábitos. En la partes blandas de la boca, como la lengua o los labios, también se pueden sentir algunas molestias leves. Aún así, hay que aclarar que todos estos problemas son ocasionales y pasajeros. En general, podemos decir que llevar brackets no duele.

¿Qué cuidados necesitan unos brackets metálicos?
Una vez se han puesto los brackets es necesario suministrarles algunos cuidados para que no se estropeen o hagan daño a nuestros dientes. Es muy importante mantenerlos siempre limpios, por lo que hay que cepillarse bien después de cada comida, al menos tres veces al día.

Para la limpieza es recomendable un cepillo especial para brackets, por su forma llega mejor a todas las partes de cada diente. El cepillado debe hacerse siguiendo el orden de la encía. Después, te recomendamos que utilices un cepillo interproximal, que es más pequeño y puedes acceder a todos los rincones de tu boca.
Como ya hemos comentado, es bueno evitar consumir caramelos, chicles y otros productos pegajosos. Su uso podría desajustar el arco o desprender los brackets del diente. Además, los restos que dejan son muy difíciles de eliminar y pueden terminar provocando caries o problemas en las encías.

¿Tienen alguna desventaja los brackets metálicos?
Podemos decir que los brackets metálicos no conllevan grandes desventajas. Es cierto que son muy visibles, pero en la actualidad llevar aparato está aceptado socialmente e incluso hay niños a los que les gusta. Incluso en el caso de los adultos nadie se sorprenderá si percibe la ortodoncia.

Otra pequeña desventaja es que la higiene no es tan sencilla como antes. Tendrás que esmerarte a la hora de limpiar tus dientes, pero es importante que lo hagas para evitar problemas.
Por supuesto, con el aparato tendrás que tener cuidado a la hora de elegir tu comida. Hay ciertos alimentos que debes eliminar, como aquellos que son muy duros o pegajosos. Los dulces y los chicles intenta evitarlos en todo momento.

¿Qué hay que tener en cuenta al ponerse brackets metálicos?
Ponerse brackets no es una cuestión para tomarse a la ligera. Es muy importante apostar por un ortodoncista que cuente con una amplia experiencia en este tipo de tratamientos si quieres conseguir los mejores resultados. En Clínica Castelo ponemos a tu disposición a nuestro equipo de expertos. Desde el primer día su profesionalidad te dará la confianza que necesitas antes de comenzar un tratamiento de este tipo.

Pide ahora tu cita con nosotros, gratuita y sin compromiso. Estudiaremos tu caso y te mostraremos qué opciones existen. Te contaremos cómo será tu tratamiento paso a paso y qué conseguirás cuando termine. Disiparemos todas tus dudas y además obtendrás un presupuesto personalizado. Por supuesto, también todas las opciones de financiación con las que cuentas. Así que no esperes más y empieza a construir ya una sonrisa perfecta.

Comienza el cambio, contáctanos Pide tu primera cita gratuita

Acepto la política de privacidad y consiento el tratamiento de mis datos personales.

Si lo prefieres, puedes llamarnos a los teléfonos 914 095 031 y 650 166 337

[dynamictext dynamicname "CF7_get_post_var key='title'"]

¡Pide cita!