¿Cuánto me durarán las carillas de porcelana?

Las carillas de porcelana son uno de los tratamientos  de Estética Dental más solicitados actualmente para mejorar la sonrisa de nuestros pacientes. Se trata de unas facetas de porcelana que se colocan sobre la superficie externa de los dientes consiguiendo modificar la forma y/o color de los dientes.

Una pregunta que hacen frecuentemente los pacientes que piensan ponerse carillas dentales es cuánto les van a durar las carillas de porcelana o cerámicas, si se les pueden caer o romper o si una vez puestas estarán obligados a llevarlas toda la vida…

La realidad es que las carillas de porcelana son un tratamiento mínimamente invasivo con una tasa de éxito muy elevada a largo plazo.

Carillas de porcelana- Clínica Castelo

Las causas de fracaso más frecuentes de unas carillas cerámicas son:

1. Descementación

Para evitarla hay que llevar a cabo una correcta técnica de cementación adhesiva.  Una adhesión estable y duradera no depende sólo de usar un cemento de calidad si no también del sustrato sobre el que peguemos la carilla. Está demostrado que la adhesión al esmalte es mucho más estable que la adhesión a dentina. Por ello buscaremos siempre tener que tallar lo mínimo posible la superficie de los dientes para preservar al máximo el esmalte y poder cementar sobre él.

En algunos casos llegamos incluso a no tener que hacer preparación, no tener que tocar los dientes. Para conseguir esto en muchas ocasiones necesitamos hacer un tratamiento de ortodoncia previo para colocar los dientes en la posición ideal para no tener que tocarlos prácticamente.  En estos casos podemos considerar las carillas un tratamiento reversible pues al no tallar los dientes no estará obligado el paciente a llevar carillas de por vida.

Los dientes con alteraciones del color pueden precisar una mayor profundidad de tallado.

Los dientes con abrasiones o erosiones y pacientes mayores presentan una capa más fina de esmalte, siendo más complejo preservar el esmalte.

Las carillas de porcelana adheridas a una mínima cantidad de esmalte, es decir, aquellas que van pegadas a dientes muy tallados tienen una mayor tasa de fracaso por descementación, mientras que las cementadas directamente a esmalte tienen una tasa de supervivencia superior a 10 años!

2. Fracturas

Para evitar fracturas hay que tener muy en cuenta la situación del paciente a partir de la cual partimos.  En las siguientes situaciones tendremos mayor riesgo de fracturas por lo que tendremos que incluir en el tratamiento medidas para prevenir o evitar que se produzcan:

  • Bruxismo: Patología que consiste en rechinar o apretar fuertemente los dientes. Sobre todo se hace mientras dormimos. El paciente bruxista tiene muchas más posibilidades de fracturar las carillas de porcelana. Para evitarlo se recomienda usar férulas de descarga para dormir.
  • Maloclusión: Puede tratarse de apiñamiento, mordidas cruzadas, etc… En estos casos un contacto anómalo puede generar fracturas por lo que se recomienda corregir previamente estas situaciones mediante un tratamiento de ortodoncia.
  • Caries o empastes antiguos: Si el diente sobre el que vamos a hacer las carillas tiene caries o empastes antiguos es necesario tratarlos previamente haciendo las reconstrucciones necesarias para evitar futuros problemas de dolor o fracturas.

Teniendo controlados todos estos factores al planificar un tratamiento de carillas cerámicas podemos decir que:

  • Es un tratamiento muy respetuoso con nuestros dientes.
  • Consigue crear sonrisas espectaculares.
  • Tiene una tasa de éxito a largo plazo elevadísima.

Si tienes cualquier otra duda sobre carillas cerámica te animamos a que vengas a ver a nuestra especialista en estética dental, la Dra. Begoña Fraile, ella te asesorará sobre el tratamiento que mejor se adecúe a tu situación. La cita es gratuita y sin compromiso. ¡Llama ya!

¿Cuánto me durarán las carillas de porcelana?
5 (100%) 1 voto
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*