Peeling facial: tipos y diferencias

Tipos de peelings faciales

Hay muchos agentes externos que afectan en la aparición de imperfecciones en nuestra piel, siendo las áreas más castigadas la cara y las manos. Para combatir las manchas, marcas y cicatrices del acné existen los tratamientos de peeling, que nos ayudan a tener una piel más saludable y luminosa.

El peeling facial consiste en la eliminación de forma controlada de una o varias capas de la piel. Dependiente del tipo que tengas, tu Especialista en Medicina Estética puede optar por un peeling superficial, medio o profundo. Si estás buscando una clínica en Madrid para hacerte un peeling, ¡ven a conocernos! Pide una primera cita gratuita y un especialista valorará tu caso.

Hay varios tipos de peelings, dependiendo de los materiales empleados. Te detallamos algunos de los más importantes.

 

Peeling de Fenol

El peeling de fenol es un tratamiento químico de uso médico, muy eficaz y que ofrece todas las garantías de seguridad. Sus efectos son visibles desde el primer tratamiento.

Es muy duradero, ya que produce un efecto tensor que permanece en el tiempo. Gracias a él tu piel será más fina y tendrá un aspecto mucho más terso y luminoso. Además, ayuda a aclarar las manchas de la piel y conseguirás tener un tono general más homogéneo.

También tiene un efecto reparador con las marcas del acné; es un tratamiento más profundo que otro tipo de peelings, y gracias a ello su efecto exfoliante es mayor.

Se recomienda a partir de los 30 o 35 años, para pieles envejecidas. Es un tratamiento muy sencillo y rápido (generalmente dura unos 30 minutos) y no suele tener complicaciones ni efectos secundarios.

Lo único que puedes notar es una ligera sensación de tirantez en la piel o sensación de anestesia superficial, pero que desaparecen tras 15 o 30 minutos.

A los 3 días se produce una exfoliación general, y a los 4-5 días notarás que surgirá nueva piel tersa, flexible y fina.

 

Peeling de ácido salicílico

El peeling de ácido salicílico es un tipo de peeling químico más superficial. Consiste en la aplicación de un compuesto relacionado con las aspirinas con un pH óptimo para la piel.

Es muy suave y también seguro, y tiene un efecto exfoliante ligero en las capas superficiales. Este tratamiento principalmente estimula la renovación de la piel, la limpia de células muerta e impurezas, y ayuda a mejorar su coloración (reduciendo las manchas y las cicatrices del acné).

Este tipo de tratamiento está especialmente indicado para pieles acnéicas y/o grasas, aunque tu especialista te dirá si se puede aplicar en tu caso.

Tiene algunas reacciones adversas, por lo que siempre es recomendable hablar previamente con un profesional. En algunos casos es posible sentir una sensación de quemazón al retirar el producto, o una leve anestesia superficial. Pero estas molestias normalmente desaparecen pasados 15 o 30 minutos.

El proceso de aplicación de este tratamiento tiene varias fases:

  • Primero se realiza una limpieza de la piel para eliminar la grasa superficial y los restos de células que pueda haber.
  • Después se aplican varias capas de ácido salicílico. Este proceso dura entre 30 segundos a un minuto.
  • Unos minutos después se retirará el producto.
  • Durante la semana después de la aplicación pueden aparecer algunas escamas (que pueden ser inapreciables, ligeras o moderadas, dependiendo del tipo de piel) que se irán eliminando poco a poco. El proceso puede durar entre dos y cuatro días. Después notarás una gran mejoría en la piel, con mayor luminosidad.

 

Peeling de ácido glicólico

El peeling con ácido glicólico, también conocido como peeling Glytone, se ha utilizado por dermatólogos desde hace décadas para revitalizar la piel y eliminar arrugas.

Es un peeling que ayuda a controlar la secreción sebácea y mejorar la textura de la piel. Además, produce una exfoliación suave, que ayuda a que la piel quede más tersa.

Las fases del tratamiento son:

  • Primero se limpia la piel para quitar todos los restos de grasa.
  • Se aplica un conjunto de ácidos tamponados (mezclados con alcohol) para tratar cada piel de forma personalizada.
  • Al cabo de unos minutos se retira el producto.

 

Estos son los principales tipos de peelings faciales que existen en el mercado, pero hay algunos más (como el peeling facial de vitamina C). Te recomendamos que primero pidas una primera cita gratuita con nosotros, para que podamos valorar tu caso y ofrecerte el mejor servicio que se adapte a tus necesidades. ¡Te esperamos!

Peeling facial: tipos y diferencias
5 (100%) 2 votos
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*