Sedación consciente en odontología, ¡ven a tu clínica sin dolor!

Hace unos días ya publicábamos en nuestro blog un post titulado “Di adiós al miedo al dentista”. En él os anunciamos nuestra última apuesta por la tecnología para perder el miedo a pasar dolor en tus visitas a la clínica dental con el sistema Calaject, la anestesia indolora.

Hoy te queremos hablar de la sedación consciente en odontología, un método en el que somos expertos y que nos convierte en tu ¡clínica sin dolor! La sedación dental hará que te olvides de que estás en el dentista, y así mientras tú estás relajado, nosotros trabajamos.

¿Qué te puede aportar la sedación dental?

  • En primer lugar, seguridad y confort. Especialmente en tratamientos que duren más tiempo de lo normal, como puede ocurrir en todo el proceso de colocación de implantes dentales.
  • En segundo lugar, tranquilidad. Sobre todo para los que tengan miedo al dentista o sufran odontofobia. La sedación consciente en odontología es todo un adelanto para calmar los nervios de los pacientes cuando tienen que acudir al dentista.
  • Y por último, rapidez. En tan sólo una sesión podremos realizar un mayor número de tratamientos. De esta manera podremos reducir el número de visitas a la clínica.

Castelo-sedación-consciente-odontología

 

¿Para quién está recomendado?

Aunque puede aplicarse a todo tipo de pacientes, hay determinados grupos para los que la sedación consciente en odontología supone un mayor número de ventajas y para los que está especialmente indicado. Así, lo recomendamos para ciertos pacientes con diversas dolencias, ya sean cardiovasculares o musculares, discapacidades psíquicas y a los más pequeños de la casa.

  • Niños. Sobre todo cuando tenemos que tratar múltiples caries o algún tratamiento que dure más tiempo de lo normal de una consulta. Siendo una alternativa muy útil para que los más pequeños puedan ir y estar seguros de que no pasarán ningún tipo de dolor.
  • Pacientes con hipertensión o infarto de miocardio. Ofrecemos una mayor seguridad ya que la sedación dental está considerada como un tratamiento cardioprotector.
  • Pacientes con esclerosis múltiple. Con la sedación consciente se minimiza el número de desplazamientos al dentista y el paciente no sufrirá ningún tipo de dolor ni agotamiento muscular.
  • Pacientes con discapacidades psíquicas. Como por ejemplo el Síndrome de Down. En estos casos, nos encontramos con paladares poco desarrollados, elevados números de casos con caries y enfermedad periodontal. La colaboración de estos pacientes para la realización de tratamientos dentales suele ser limitada, por lo que la sedación consciente es la mejor solución.

Así que ¡olvídate de tener miedo al dentista! En Clínica Castelo tienes la solución. ¡Ven e infórmate!

Compartir