Sarro dental: qué es y cómo evitarlo

El sarro es uno de los principales problemas ocasionados por el descuido de nuestra higiene bucal. Te contamos en qué consiste y cómo evitarlo.

Cuando nuestra higiene bucal no es la adecuada en muchas ocasiones lo que se produce es la aparición del sarro dental, pero exactamente qué es y cómo podemos evitarlo. Te contamos todos los detalles.

¿Qué es exactamente el sarro dental? 

El sarro también se denomina cálculo o tártaro dental y se trata una calcificación de la placa bacteriana. El problema es que si no lo eliminamos se endurece sobre los dientes y nos puede ocasionar problemas de salud dental. Además suele ir adquiriendo un color primero amarillento y posteriormente marrón nada estético. También se puede formar en el borde de las encías y debajo de ellas.

 

¿Qué problemas puede conllevar? 

Podemos encontrar dos problemas principales derivados de la aparición del sarro dental:

  • A nivel de salud: Puede irritar los tejidos gingivales dado que proporciona una superficie más extensa  y pegajosa a la placa para adherirse y crecer, pudiendo dar lugar también a caries.
  • A nivel estético: Es más poroso haciendo que absorba las manchas con facilidad y que tome un color amarillento que haga afee nuestra sonrisa.

Principales causas 

Generalmente su aparición se empieza a producir cuando descuidamos nuestra higiene bucodental. En este punto, no solamente tenemos que tener en cuenta cepillarnos a menudo, sino que la duración y técnica utilizada sea la correcta para evitar que se produzca un exceso de sarro y con ello los problemas mencionados con anterioridad.

Otro de los factores es el ph de la saliva que varía en cada persona. El pH ácido (menor a 5) origina un ambiente perfecto para la adherencia bacteriana permitiendo la formación de la placa dental que posteriormente dará lugar al sarro.

Por último también es importante destacar los hábitos alimenticios. Por ejemplo, algunos alimentos como las bebidas gaseosas o un alto consumo de azúcares, puedes alterar el ph de la saliva y con ello desencadenar lo que escribíamos con anterioridad.

Medidas para evitar su aparición

  1. Realizar limpiezas bucodentales en profundidad al menos una vez al año.
  2. Cepillar los dientes después de comer cualquier alimento.
  3. No olvidarse de pasar el hilo dental.
  4. Utiliza dentífricos con flúor

 

Procedimientos para su eliminación

En el caso de haber llegado al punto en el que el sarro se ha acumulado en los dientes y es imposible eliminarlo con el cepillado debemos acudir a nuestro dentista que realizará un raspado radicular. Es un procedimiento que consiste en utilizar un instrumento fino entre el diente y las encías para eliminar la totalidad del cálculo. Con ello se busca dejar lo más lisa o pulida posible la parte más superficial de la raíz del diente eliminando las toxinas. Puede realizarse en varias sesiones, dividiendo la boca en cuadrantes o por lados o arcadas permitiéndonos conseguir una limpieza exhaustiva.

 

Si observas pequeñas zonas amarillas alrededor de tus dientes y encías puede que el sarro esté comenzando a acumularse en tu boca. No lo dudes y pide tu cita en nuestra clínica en el retiro de Madrid, te ayudaremos para ponerle solución.

Sarro dental: qué es y cómo evitarlo
5 (100%) 1 voto
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*