Retracción de las encías: cómo se produce y cómo evitarla

Retracción de las encías en Madrid
La retracción de las encías es una de las enfermedades bucodentales más comunes. Es necesario tratarla cuanto antes, no solo por razones estéticas, sino porque puede producir más complicaciones y se puede llegar hasta a la pérdida de piezas dentales.

Principalmente está provocada por dos enfermedades, la gingivitis y la periodontitis, que pueden ser tratadas.

Te recomendamos que ante los primeros síntomas de retracción en tus encías acudas cuanto antes a tu dentista. ¡Pide una primera cita gratuita con nosotros para que podamos valorar tu caso y te ofrezcamos las mejores soluciones disponibles!

 

Causas de la retracción de las encías

La retracción de las encías está provocada principalmente por la llamada “enfermedad de las encías”, que en realidad comprende dos enfermedades diferentes:

Gingivitis:

consiste en la inflamación de la encía alrededor del diente. Está provocada por la acumulación de placa dental y bacterias entre los dientes. Una mala higiene dental y el consumo de tabaco pueden propiciar su aparición. La gingivitis es una enfermedad muy común, que se cree que afecta al 90% de los adultos, y es fácilmente tratable.

Periodontitis:

conocida también como piorrea, es una enfermedad que comienza como una gingivitis no tratada. La placa bacteriana que se ha acumulado entre la encía y el diente se convierte en una bolsa periodontal que penetra cada vez más hacia la raíz del diente. Con el paso del tiempo destruye el hueso y los tejidos que rodean al diente, por lo que puede llegar un momento en el que la pieza dental se caiga.

Otras causas de la retracción de las encías son:

Cepillado fuerte

No por cepillarte los dientes con mayor presión o fuerza te los limpias mejor. De hecho, cepillarte los dientes de forma más agresiva puede provocar la destrucción del tejido que forma la encía.

Bruxismo

Si padeces bruxismo puede que se retraigan tus encías.

Diabetes

Las personas que sufren diabetes también pueden padecer una retracción en sus encías.

El tabaco

Si fumas tienes más probabilidades de acumular sarro en las encías y de padecer gingivitis.

 

¿Cómo saber si padeces la enfermedad de las encías?

Sufrir retracción en las encías puede ser un síntoma de gingivitis o periodontitis, pero puede estar también causado por otro motivo. Para saber si puedes estar padeciendo la enfermedad de las encías presta atención a estos síntomas:

  • Tienes las encías irritadas o doloridas
  • Además, están hinchadas o inflamadas
  • Tienes mal aliento de forma continuada
  • Las encías te sangran
  • Algunos dientes se te mueven
  • Tienes sensibilidad en los dientes
  • Te duelen las encías o los dientes al cepillarte o al pasar el hilo dental
  • Notas que tus encías están algo retraídas

No obstante, ante cualquier sospecha pide cita cuanto antes con tu dentista. ¡Siempre es mejor prevenir que curar!

 

Cómo prevenir y/o curar la retracción de las encías

  • Mantén una higiene bucodental adecuada: cepíllate al menos dos veces al día (las más importantes son por la mañana y antes de acostarse) y usa hilo dental
  • Visita a tu dentista: una vez cada seis meses
  • Hazte una limpieza dental: es una de las mejores formas de mantener tus dientes limpios y de evitar la retracción de las encías.
  • Usa un protector bucal nocturno: en el caso de que la retracción de tus encías sea por el bruxismo
  • Injertos óseos y de tejido: si ya se han retraído tus encías puedes optar por un injerto de tejido u óseo para recuperar su estado. Pide cita con tu dentista y él te aconsejará el mejor tratamiento para tu caso.

 

Si estás buscando un dentista en Madrid que te ayude con la retracción de tus encías, pide una primera cita gratuita con nosotros y te asesoraremos.

Retracción de las encías: cómo se produce y cómo evitarla
5 (99.05%) 21 votos
Compartir