Este otoño Programa Antiaging: Peeling y Mesoterapia Facial

Llega el otoño y el cambio de estación suele traer consigo sequedad de piel, falta de luminosidad, arrugas y en muchos casos aparición y empeoramiento de manchas faciales.

En Clínica Castelo te proponemos poner el contador a cero en tu piel, es decir, recuperarla de los daños producidos en la época estival para, a partir de ahí, diseñar tu Programa Antiaging.

Ahora es un buen momento para empezar con una serie de tratamientos que habíamos dejado de lado durante las vacaciones, como son los tratamientos de rejuvenecimiento facial a base de peelings y mesoterapia con vitaminas y ácido hialurónico. Con ellos recuperaremos una piel nueva, limpia e hidratada.

Esto constituirá la base perfecta para recibir los cuidados que necesite para mantenerse bonita y joven.

¿En qué consiste un peeling?

Los peelings permiten quitar las células dañadas y muertas, eliminar la acumulación de pigmentos producida por la radiación solar, propiciar la regeneración de los tejidos, dando como resultado una epidermis rejuvenecida y reactivar el colágeno favoreciendo la regeneración celular.

De esta forma, se logra volver la piel más delgada y, así, se atenúa el grosor de las arrugas incrementando la elasticidad y tono facial.

Peelings

Los resultados son absolutamente visibles: mejora definitivamente las arrugas finas alrededor de los ojos (arrugas asociadas al daño solar), las manchas y el envejecimiento de la piel, las cicatrices, el acné y las arrugas peribucales.

Los productos utilizados para los peelings son numerosos y también es muy variable su capacidad para penetrar y producir daño en las capas superficiales o profundas de la piel. Así pues, la capacidad de penetración, destrucción e inflamación.

Los productos más usados son:

Ácido Glicólico

Se extrae de la caña de azúcar. Es una molécula de pequeño tamaño que consigue buena penetración en la piel. Puede irritar. Se indica en manchas, envejecimiento y acné no inflamatorio.

Ácido Salicílico

Se extrae de las hojas del sauce. Penetra con facilidad en los poros de la piel y tiene efecto antiséptico. Por eso, es muy útil para desinflamar lesiones de acné. Ha demostrado beneficios para tratar manchas.

Ácido Mandélico

Se extrae de las almendras y tiene la ventaja de no producir tanta irritación como el ácido glicólico.
Es útil para tratar manchas y acné en pieles más sensibles. Puede emplearse en pacientes con piel oscura.

Ácido Retinoico

Estimula la formación de colágeno y reduce la dilatación de los poros.
Es útil para tratar el envejecimiento de la piel y el acné no inflamatorio.

Ácido Tricloroacético

Produce coagulación proteica y síntesis de nuevo colágeno. Se indica para tratar cicatrices más profundas y pieles muy fotoenvejecidas.

Debe realizarse siempre en pieles claras.

¿Y la mesoterapia facial?

La mesoterapia facial es un tratamiento que ayuda a mantener la piel joven más tiempo.

Consiste en introducir dentro de la dermis superficial un cocktail de vitaminas, aminoácidos y ácido hialurónico. De esta manera conseguimos nutrir e hidratar la piel desde dentro. Se realiza mediante unas finísimas infiltraciones por toda la cara. No tiene efectos secundarios y está indicado para cualquier persona (preferiblemente mayor de 25 años).

Mesoterapia Facial: hidratación facial con vitaminas

La piel reacciona con una mayor elasticidad, mayor tensión y visiblemente más luminosa y fresca. Para mantener los resultados se recomienda realizar el tratamiento entre 3 ó 4 veces al año.

Se trata de un tratamiento ideal para recuperar la juventud de la piel.

Estos son algunos de los tratamientos de belleza que puedes encontrar en Clínica Castelo, que se pueden completar con sesiones de Radiofrecuencia de última tecnología o sistemas de blanqueamiento dental.

Encuentra más artículos como este en nuestra revista Salud de Hoy.

Compartir