Quiero ponerme carillas, pero ¿de que material?

Estamos en la era de la información y es normal que el paciente que decide colocarse carillas  para mejorar la estética de su sonrisa navegue en un mar de datos acerca de las opciones que tiene en cuanto a precios, tipos y materiales de carillas dentales.

Las dudas suelen aparecer cuando lo que se compara es sólo el precio de las carillas ¿por qué tanta diferencia de unas a otras?

Sin duda hay  factores de peso que condicionan el precio como la formación y experiencia del profesional  que las haga, o la forma de plantear y estudiar el caso…, porque no es lo mismo hacer un diagnóstico y una planificación a partir de un Diseño de Sonrisa Digital que plantear unas carillas “a ojo”.

Pero también hay que saber lo que estamos comparando. El tipo de carillas que nos están presupuestando en función de los materiales de carillas dentales y forma de confección de las mismas.

Los materiales que se usan son dos:  Composites y Cerámicas

 

Carillas de Composite

Los composites son resinas acrílicas que nos permiten modelar y reconstruir los dientes.  Se adhieren a la pieza dental mediante técnica adhesiva  y sometidas a una potente luz halógena alcanzan una dureza similar a la del diente.

Existen multitud de tonalidades y grados de translucidez lo que permite ir jugando con ellas estratificando distintas capas para conseguir el resultado ideal de color y translucidez.

Permiten hacer carillas sin tallar los dientes por lo que en esos casos es un tratamiento reversible. No te obliga a llevar carillas toda la vida.

Otra ventaja de los composites es que las carillas de composite son “reparables en boca”. Ante una fractura no es necesario quitar la carilla y hacer otra nueva, se puede reparar la que se ha estropeado directamente en boca.

Los composites nos permiten hacer una técnica directa, es decir,  el doctor especialista  trabaja el composite directamente sobre la boca del paciente en una única sesión quedando terminada la carilla ese mismo día. Esto abarata considerablemente los costes pues no existen gastos de laboratorio, ni provisionales ni se necesita una segunda cita.

 

Los mayores inconvenientes son:

  • la estabilidad del resultado en el tiempo, que es menor que el de las cerámicas
  • la predectibilidad del resultado que está muy condicionada por la habilidad del profesional, es decir el resultado es menos predecible.

 

MATERIALES DE CARILLAS DENTALES-CASTELO

 

Carillas de Cerámica

Otro tipo según los materiales de las carillas dentales son las cerámicas y dentro de estas se diferencian en función de su composición y técnica de confección.

Las cerámicas dentales originales tenían la misma composición que las usadas para confeccionar piezas artísticas como jarrones, platos etc.

Con el paso del tiempo su composición se ha ido modificando para conseguir un equilibrio entre resultados estéticos, biocompatibilidad del material y resistencia mecánica y funcional del mismo.  Este equilibrio se debe adaptar en función del tipo de restauración que vayamos a hacer.

Actualmente existen multitud de sistemas cerámicos con diferentes cualidades y es importante que el profesional sepa elegir el tipo adecuado para cada paciente y situación.

En el caso de las carillas el factor que más va a pesar a la hora de decidir el tipo de cerámica a utilizar va a ser la estética. Por ello trabajaremos con cerámicas que tengan unas excelentes propiedades ópticas.

En función del color de base sobre el que tenemos que trabajar (color del diente) y el color final al que queramos llegar nos inclinaremos por:

  • Carillas de cerámica feldespática: Son muy translúcidas y permiten una excelente mimetización con la estética de un diente natural por lo que las usaremos cuando el color del diente sea similar al que queremos conseguir con la carilla (sustrato claro).

Estas carillas se confeccionan manualmente en el laboratorio.

  • Carillas de disilicato de litio: El disilicato de litio es una cerámica de alta resistencia. En su composición se incluyen elementos que aumentan su opacidad y resistencia con respecto a las feldespáticas. Por ello están más indicadas cuando hay que trabajar sobre dientes oscuros y queremos aclarar mucho el color pues impedirán que se transparente el tono oscuro del diente.

Estas carillas pueden confeccionarse mediante técnicas de cerámica inyectada o mediante técnología CAD-CAM que es una técnica controlada por ordenador y permite obtener la mayor precisión y predictibilidad en los resultados.

En ambos casos será necesario acudir a la consulta al menos 2 veces. En una primera cita se toman las medidas de la boca del paciente y en caso de necesitar tallar las piezas se colocaran unas carillas provisionales que el paciente llevará puestas hasta la colocación de las definitivas. En la segunda cita se procede a cementar las carillas definitivas.

Las grandes ventajas de las carillas cerámicas frente a las de composite son:

  • Mayor estabilidad en el tiempo del resultado estético pues son más resistentes a la abrasión, a la fractura y no se tiñen u oscurecen con el tiempo.
  • Mayor predictibilidad del resultado final, sobre todo cuando se realizan a partir de un Diseño de Sonrisa Digital y se confeccionan mediante tecnología CAD-CAM.

En mi opinión, nos comenta la Dra. Fraile,  los composites están más indicados, en líneas muy generales, para casos de pocas carillas, para pacientes jóvenes, para pequeñas correcciones… y en casos de mayor envergadura me inclino más por la cerámica.

En resumen, las alternativas de tratamiento con carillas son muchas. Lo importante es ser asesorado por un Especialista en Estética Dental que estudie tu caso y seleccione, en función de tus necesidades y expectativas, el tipo de carillas que mejor lo resuelva .

Por ello te invitamos a acudir a Clínica Castelo para una valoración gratuita y sin compromiso con nuestras Especialista en Estética, la Dra. Fraile y su equipo. Ellos te asesorarán y te explicaran en profundidad la mejor opción para ti. Pide cita ya!

 

Quiero ponerme carillas, pero ¿de que material?
5 (100%) 1 voto
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*