Clinica Dental Madrid, en El Retiro. Clínica Castelo

Brackets de zafiro, ortodoncia estética y eficaz

Brackets de zafiro

Si estás pensando en ponerte brackets y quieres la opción más estéticas los brackets de zafiro tu elección perfecta.

Pide cita Gratis

Ventajas de los brackets zafiro

  • Estéticos
    Al ser traslúcidos se mimetizan con el esmalte de tus dientes y apenas se notan. Además, sus arcos también son blancos para garantizar que sean lo menos visibles posible y que tu estética no se vea afectada.
  • Mismo tiempo, cero complejos
    Elegir este tipo de brackets no afecta a la duración del tratamiento, ya que los plazos son exactamente los mismos que con los de tipo metálico. Además, podrás hablar y sonreír sin complejos, dado que son cómodos y discretos.
  • Evitan alergias
    Es un material que no da alergias como sí que puede darse el caso con los brackets de metal.
  • Calidad-precio
    Por muy poca diferencia de precio con los brackets tradicionales, consigues una ortodoncia prácticamente imperceptible, más cómoda e igual de eficaz.

¿Cómo funcionan los brackets de zafiro?

Los brackets de zafiro son unos pequeños soportes sobre los que se coloca un arco metálico con recubrimiento estético blanco. Para sujetarlo suelen utilizarse unas gomas transparentes, que se mimetizan con el color del diente y apenas son perceptibles a primera vista.

que son los bracktes de zafiro

A TENER EN CUENTA

Partes de un sistema de brackets invisibles

Brackets. Son los soportes del arco. Van fijados a cada diente por medio de un adhesivo específico y no necesariamente deben estar ubicados en el centro del diente. En este caso son de zafiro, un material transparente y resistente que garantiza la estética del tratamiento.

Arco. Es la línea metálica que une los brackets y que ejerce la tensión necesaria para mover cada diente a su lugar. Suele llevar un recubrimiento estético blanco.

Ligaduras. Elemento que cierra los brackets para que sujeten el arco. Dependiendo de la fuerza que se vaya a ejercer. Son transparentes.

partes brackets invisibles

Sistemas de retención

Muchas personas piensan que el tratamiento de ortodoncia finaliza cuando se retiran los brackets. Sin embargo, cuando esto sucede se inicia un proceso que es igualmente importante: la retención.

Cuando se han retirado los brackets, los dientes tienden a volver a su posición original. Para que esto no ocurra, es importante utilizar un sistema de retención. A la hora de colocar los retenedores existen dos opciones. Con ellos y finalizado el proceso el resultado será una sonrisa perfecta y unos dientes increíbles.

  • Retenedores removibles. Se trata de unas férulas transparentes, que están fabricadas de forma personalizada para cada paciente. Se usan por la noche.
  • Retenedores fijos. Se trata de unas láminas de alambre muy finas que se cementan en la parte interior del diente. No se ven al sonreír y se deben llevar de forma permanente, es decir, no se retirarán con el tiempo.
Imagen síntoma enfermedades periodontales clínica Castelo dentista

Cómo se ponen los brackets zafiro

Primera cita
Estudio inicial gratuito del paciente, para el que se toman fotos y radiografías. Con este material llevamos a cabo una valoración inicial para conocer la duración y el presupuesto del tratamiento.

Segunda cita
En este segundo paso se le explica al paciente el estudio detallado con los registros tomados en la primera cita. Además, se comienza el tratamiento: se cementan los brackets y los arcos.

Revisiones mensuales
Dependiendo de cada caso, el especialista recomendará al paciente una serie de revisiones mensuales hasta que termine el tratamiento de ortodoncia.

Última cita
Una vez vaya a acabar el tratamiento, el odontólogo citará al paciente para la retirada de los brackets y la colocación de retenedores.

Revisiones periódicas
Aunque ya haya terminado per se el tratamiento de ortodoncia, es probable que el odontólogo te recomiende acudir a revisiones semestrales o anuales, para verificar que los dientes siguen colocados correctamente.

Precio de los brackets zafiro

El precio de los brackets de zafiro puede variar según el paciente y la duración del tratamiento. Cada persona es diferente y en Clínica Castelo hacemos un estudio personalizado de cada uno para saber qué es exactamente lo que necesita. Normalmente, el tiempo de duración de un tratamiento oscila entre los 3 y 24 meses, también en función del paciente, por supuesto.

Estos aparatos dentales invisibles tienen un precio que puede variar entre los 900 y los 2.900 euros.

No obstante, y para darte un precio por tus brackets transparentes lo mejor es que te acerques a la Clínica y nuestra ortodoncista te hará una valoración sin compromiso para que sepas exactamente el precio de los brackets zafiro para tu caso.

precio brackets zafiro clinica castelo

¿Cuánto dura el tratamiento con brackets zafiro?

La duración media de un tratamiento con brackets de zafiro es de 6 a 18 meses aproximadamente. Puede que el tratamiento dure un poco más o un poco menos dependiendo del estado de los dientes a tratar.

Durante este tiempo serán necesarias visitas periódicas al odontólogo. En dichas revisiones se irá ajustando el arco a medida que los dientes van encajando en su lugar. También recibirás los mejores consejos para el cuidado de tus brackets.

Las revisiones también van a depender pero suele hacerse una visita al mes.

cuanto dura tratamiento brackets zafiro clínica Castelo dentista

Otras preguntas frecuentes sobre los brackets de zafiro

¿Se puede comer de todo durante el tratamiento?

Se puede comer de todo pero con cuidado. Es difícil que los brackets de zafiro se estropeen, dada su alta resistencia y su capacidad antimanchas. Tan solo hay que tener unos cuidados básicos con la comida, como te mostramos a continuación. Si los tienes en cuenta, tus brackets estarán intactos durante todo el tratamiento.

Pese a ser de un material muy duro y no haber ninguna limitación a la hora de comer cualquier tipo de alimento, se recomienda minimizar aquellos que son duros, pegajosos o fibrosos. Pueden comerse de vez en cuando, pero con mucho cuidado.

Los frutos secos y algunos tipos de turrón pueden desprender los brackets de los dientes. Al igual que morder la cáscara de un fruto seco o el hueso de una aceituna puede romperte una muela, los alimentos duros pueden soltar el bracket. Por este motivo hay que minimizar la ingesta y extremar las precauciones.

En el caso de la comida pegajosa, como los caramelos masticables o el chicle, la presión que se ejerce una y otra vez sobre el aparato, puede afectar a la unión con el diente. Pero no solo eso, también deja restos difíciles de limpiar que pueden ser molestos, provocar infecciones o terminar en una caries.

Lo mismo que ocurre con los alimentos pegajosos se aplica a los fibrosos. La carne y las verduras fibrosas dejarán restos entre el bracket y el diente. Eliminarlos todos será un trabajo tedioso. Para evitarlo, corta trozos pequeños y masticarlos con las muelas, no desgarres la comida con los dientes.

El chocolate y aquellas comidas pastosas y colorantes, han de comerse con cuidado. Los brackets no se van a decolorar, pero los restos que se queden entre los dientes y el bracket pueden estar ahí por bastante tiempo, viéndose por debajo y afeando notablemente tu sonrisa.

¿Para quién son más convenientes los brackets de zafiro?
Los brackets de zafiro dejan ver el color natural del diente. Sin embargo, puede ocurrir que en aquellos que tienen el esmalte amarillento, el efecto no sea el deseado. Lo más probable es que el brillo del zafiro y el color blanco del arco y las gomas, provoquen que se note demasiado.

Si tu trabajo es cara al público y el esmalte de tus dientes es blanco, seguramente te sientas mejor llevando unos brackets de zafiro. Al ser más discretos que los demás, es posible que las personas con las que hables no se den cuenta de que lo llevas puesto.

Siempre es recomendable seguir las recomendaciones del odontólogo antes de tomar una decisión. Él es quien mejor puede determinar si un tipo de tratamiento es más conveniente que otro, incluso cuando se trata de cuestiones estéticas.

¿Realmente son brackets de zafiro?
La respuesta es que sí. Los brackets de zafiro están compuestos por auténtico zafiro. Por supuesto, no es el zafiro creado en la naturaleza, como el que se emplea en la alta joyería. Es un producto con la misma composición creado en un laboratorio.

Al igual que las piedras de zafiro encontradas en la naturaleza, los componentes empleados para realizar brackets se obtienen de la alumina u óxido de aluminio. Por un proceso de fundición y separación se consigue la base para la creación del zafiro.

Una vez se ha obtenido un producto cristalino, se añade una minúscula porción de zafiro natural a modo de semilla. Durante el enfriamiento y la cristalización, todo este material adquiere la misma composición que la piedra natural, es decir, auténtico zafiro obtenido artificialmente.

El zafiro obtenido por medios artificiales no es exactamente igual que el natural. Al ser un proceso controlado, el que se logra en el laboratorio no tiene impurezas. Esto lo convierte en una mejor opción para realizar brackets, ya que se logra la máxima transparencia.

¿A qué edad se ponen los brackets de zafiro?
No existe una edad mínima o máxima para ponerse los brackets. Sin embargo, has de tener en cuenta que para los niños hay otras opciones más divertidas y económicas que pueden resultar más interesantes.
¿Dónde puedes ponerte brackets de zafiro?
Si crees que tus dientes no están colocados en su lugar y quieres poner una solución al problema, confía en la Clínica Castelo. Estamos en el centro de Madrid, muy cerca del Parque del Retiro. Pídenos una consulta y haremos una valoración del estado de tus dientes. Te recomendaremos el mejor tratamiento. Somos especialistas en la colocación de todo tipo de brackets, entre ellos los brackets de zafiro.
¿Se pueden romper los brackets de zafiro?
La posibilidad de que un bracket de zafiro se rompa es muy remota. La dureza del material los hace prácticamente irrompibles.

Sin embargo, lo que sí puede ocurrir es que, por causa de un golpe o tras morder un alimento duro, el zafiro se desprenda del diente y sea necesario fijarlo nuevamente.

Si esto ocurre, no te debes alarmar, puede volver a colocarse en su lugar. Trata de recuperar el bracket, para que no se termine de soltar del puente y se pierda. Guárdalo con cuidado y ponte en contacto con tu odontólogo para que vuelva a fijarlo en su lugar. En el remoto caso de que esto ocurra, tu tratamiento no se verá afectado, se continuará sin ninguna otra consecuencia.

¿Cómo se cuidan los brackets de zafiro?
El cuidado de los brackets de zafiro es sencillo, pero requiere constancia. Es necesario realizar al menos tres limpiezas completas al día. Así se evita que se queden atrapados restos de alimentos en los huecos. Estos pueden deteriorar la capa superficial del diente y exponerlo a enfermedades como la caries.

Para hacerlo hay que utilizar un cepillo de dientes, preferiblemente uno específico para brackets, y cepillarse en profundidad. Con este gesto se elimina la mayoría de la suciedad que se acumula tras una comida. Lo mínimo son tres veces al día, pero lo mejor es hacerlo después de cada comida.

Como estos cepillos difícilmente llegan a todos los recovecos, es muy importante utilizar cepillos interdentales, más pequeños que los anteriores y perfectos para alcanzar los lugares más inaccesibles que quedan entre el diente y el bracket.

Para completar la limpieza es necesario utilizar un buen enjuague bucal. Llegará a todas las partes que se han limpiado y eliminará los gérmenes que hayan quedado.

Comienza el cambio, contáctanos Pide tu primera cita gratuita

Acepto la política de privacidad y consiento el tratamiento de mis datos personales.

Si lo prefieres, puedes llamarnos a los teléfonos 914 095 031 y 650 166 337

[dynamictext dynamicname "CF7_get_post_var key='title'"]